HISTORIA DEL TEATRO MUNICIPAL

El Teatro Municipal, verdadero patrimonio histórico y arquitectónico de la ciudad, fue inaugurado el 9 de septiembre de 1909 durante la intendencia de Rubén Agüero.
Cuatro años antes, el 16 de abril de 1905, el flamante intendente Carlos J. Rodríguez colocó la piedra fundamental de la Sala Mayor de la ciudad, dándole forma a las gestiones ya iniciadas en 1904.
La idea de construir un teatro fue favorecida por la intervención de dos filántropos riocuartenses, quienes hicieron sus donaciones con tal propósito. Elías Moyano cedió el terreno y Mariano Nicomendes Argüello otorgó al municipio un préstamo de 50 mil pesos para la edificación.
En 1905, Mariano N. Argüello decidió convertir el préstamo en donación y tres años más tarde falleció, a doce meses de la inauguración del Teatro que ayudó a construir.
El arquitecto genovés Juan Bautista Arnaldi fue el proyectista encargado de diseñar la primera sala de teatro de la ciudad.
Las especificaciones técnicas establecían que los ladrillos serían de los comunes y de primera calidad; las arenas del río y la cal de Córdoba, en cascotes; las puertas del frente llevarían umbrales de mármol; el piso del vestíbulo sería de mosaico del país y la construcción del escenario, a portalones de una pulgada y cuarto de pulgada, de pino blanco, colocados sobre los armazones correspondientes.
El Teatro fue construido por la Empresa de José y Guillermo Partelli y Juan Marchesi.

Un teatro “a la italiana”

El diseño original del Teatro presentaba, tanto en fachada como en los interiores, las características típicas del teatro clásico a la italiana.
La sala comprendía tres niveles, la platea con 254 butacas y nueve palcos bajos por lado. La tertulia con gradas y siete palcos altos por margen, más el paraíso. La platea quedaba convertida en una gran sala de bailes, mediante la acción de un sistema mecánico que anulaba la típica inclinación del piso.
Tanto el telón de boca original, como la araña central de la sala fueron traídos especialmente desde Milán.

La primera compañía teatral

La compañía italiana dirigida por el reconocido actor Ermete Novelli fue la encargada de la inauguración del Teatro, con la comedia “Papá Lebonard”, de Aicard; la tragedia “Hamlet” de W. Shakespeare y el drama “La Morte Civile”, de P. Giacometti.
Tras prolongados períodos de inactividad, y habiéndose incorporado a las actividades de la sala las proyecciones cinematográficas, en 1920, el Teatro reabrió sus puertas luego de algunas reparaciones.
En 1921 el Concejo Deliberante concedió la explotación del coliseo a una empresa privada perteneciente a José Marinosci y Alessio Ianaccone.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Editora: Agustina Posmon 6°B

DIARIO DIGITAL COLEGIO LA MERCED

TEATRO MUNICIPAL DE RÍO CUARTO

Este Teatro Clásico a la italiana, es la mayor Sala de la Ciudad. Un verdadero patrimonio histórico y arquitectónico que fue inaugurado el 9 de septiembre de 1909.

La idea de construir el teatro fue gracias a dos filántropos locales: Elías Moyano quien cedió el terreno y Mariano Nicomendes Argüello que otorgó al municipio un préstamo de 50 mil pesos para la construcción del teatro. Préstamo éste que termino en donación (1905), pues el Municipio tenia serios problemas para abonar las cuotas. Lamentablemente Don Argüello no llegó a ver el teatro construido, pues murió un año antes de la inauguración.

Problemas económicos y políticos (dos Guerras Mundiales) hicieron que la sala transite por largos periodos de inactividad, no obstante que en 1920 se le incorporó la novedad de aquella década: el cinematógrafo.

El acto eleccionario de 1921, le dio el triunfo al candidato del Comité Independiente Ing. Miguel Ángel Taboada y coincidente con esto, el Concejo Deliberante concedió la explotación del teatro a una empresa privada, cuyos titulares eran José Marinosci y Alessio Ianaccone.

Agustina Posmon 6°B

DIARIO DIGITAL COLEGIO LA MERCED

Diez cantantes consagrados grabaron una canción y donaron sus voces a CILSA

Diez cantantes consagrados grabaron una canción y donaron sus voces a CILSA

Diez reconocidos cantantes populares, entre quienes figuran Valeria Lynch, Patricia Sosa, Soledad Pastorutti, Luciano Pereyra, Juan Carlos Baglietto y Sandra Mihanovich, participaron de la grabación de una canción y donaron íntegramente su participación a CILSA, una ONG que lucha por la integración de personas con discapacidad.

La canción se llama “Sueña Luz”, fue escrita por Eduardo Frigerio, y de la grabación participaron, además de los artistas mencionados, David Bolzoni, Manuela Bravo y Rubén Goldín.

CILSA presentó el disco compacto “Sueña Luz” con el objetivo de “continuar difundiendo mensajes de inclusión e igualdad social para niños y adultos con discapacidad”, según se señaló desde la ONG.

“Con Sueña Luz se busca seguir contagiando la solidaridad y el compromiso para que, de esa manera, la fuerza solidaria de ayudar al otro se haga cada más presente en nuestra sociedad”, afirmó Valeria Garay, directora de comunicación y prensa de CILSA.

Al estilo de la recordada formación USA For Africa -una conjunción de artistas que en 1985 grabó la canción “Nosotros somos el mundo”), tanto Eduardo Frigerio, como los 10 cantantes que pusieron su voz en “Sueña Luz”, donaron íntegramente la participación a CILSA.

También formaron parte del proyecto: Federico San Millán y César Borra (ingeniero de grabación y mezcla), Débora Rubbiani (producción ejecutiva), Florencia Ciarlo (coros), Gustavo “Nano” Novello (arreglos) y Pablo Akselrad (guitarra).

Durante la producción de “Sueña Luz” se grabaron imágenes que, posteriormente, formaron parte de la realización de un videoclip.

Noticia extraída de: http://noticias.terra.com.ar/sociedad/diez-cantantes-consagrados-grabaron-una-cancion-y-donaron-sus-voces-a-cilsa,f1b65e8a14692310VgnVCM4000009bf154d0RCRD.html