LA DESAPARICION DE FACUNDO Y MABEL

En una noche de invierno en la ciudad de Texas existían muchos rumores de raros aparecimientos de fantasmas. Los ciudadanos de ese lugar tenían mucho miedo porque dos días atrás habían desaparecido dos niños llamados Facundo y Mabel. Los padres eran los dueños de la fábrica más grande de chocolate de la ciudad, es decir tenían mucho dinero. Y habían contratado un detective para que investigara el caso. El detective, luego de mucho trabajo había encontrado algunas pistas y podía llegar a tener alguna idea de quién podía haber sido el culpable. El sospechoso se llamaba Hilux, trataba de ser un hombre pálido según lo describían algunos que creían haberlo visto también creían saber que tenia ojos rojos, violetas o negros, cosas muy similares a las que tiene un vampiro… El detective Sherlock Holmes había encontrado huellas de sangre que se dirigían a un cementerio donde se encontraban los cuerpos de los niños. Después de haber encontrado todas esas pistas con los padres de los niños cavaron cerca de una tumba, allí encontraron un tunel que seguia para el fondo. El papa tomo una linterna y se metio al tunel, despues de un largo rato el papa los encontro pero de repente le salto el hombre sospechoso Hilux, que se habia llevado a los chicos, y el, y el papa de los chicos pelearon hasta que Facundo y Mabel le tiraron una roca por la cabeza a Jack. El papa luego abrazo a sus hijos y se fueron muy contentos los tres al ir saliendo del tunel el papa gripo muy entuciasmado:

-¡Los encontramos!

FIN!!

Agustina Fassetta 6to “B”