EL ANILLO PERDIDO

EL ANILLO PERDIDO

Era una noche tranquila no había nadie que pasara por la calle, yo Katherine estaba sentada en mi sillón frente a la chimenea mirándola sin ningún sentido. A las tres de la mañana sonó el teléfono atendí y mi compañero Jarri me dijo que en el callejón 13 había sucedido un robo, tomé mí saco y partí hacia allí. Cuando llegué pregunté qué había pasado, ellos me respondieron que habían asaltado la mansión de Marilin Jons mientras que ella no estaba, entre a la casa y vi que faltaba el anillo más preciado y poderoso de Marilin, en el suelo encontré un guante que podría ser de algunos de los hombres que habían asaltado el lugar. Me llevé a mí casa el guante y junto con mí compañero Jarri lo investigamos horas y horas.

Al día siguiente tuve que partir hacia el lugar del crimen a ver si encontraba otro rastro que nos pudiese servir para  poder encontrar a los hombres. Llegué al lugar y le mostré a mi jefe el guante el me mando al laboratorio con Jarri, llegamos allí y vimos por nuestro aparato que había un pequeña huella digital, buscamos en la computadora y salió la imagen de Carlos Méndez el gran ladrón y  sabíamos que Carlos tenía cómplices así que  mí compañero y yo buscamos un poco más de información sobre él y salimos en busca de Carlos. Cuando llegamos al lugar vimos una pequeña choza a lo lejos, Jarri y yo nos metimos por el campo hasta llegar a la pequeña choza, cuando por fin llegamos Jarri se metió por una pequeña ventana que había,  yo lo seguí y cuando entramos era un lugar muy oscuro y frio y tenía bastantes pisos en el primer piso no había nada. Entonces, decidimos subir al segundo pero tampoco había nada cuando subimos al tercer piso vimos una puerta abierta con las luces encendidas Jarri y yo entramos por la puerta muy sigilosamente  y vimos en la mesa al tal Carlos junto a sus hombres saqué mí pistola y Jarri rápidamente los enlazó a todos con una soga y yo les apunte y les dije:

.- ¡¡¡ Entréguenos el anillo!!! Ninguno de los hombres contestaba y Carlos dijo:

.- ¡¡Lo tenemos guardado en aquella caja fuerte!!

Jarri abrió la caja y saco el anillo yo lo tomé y llamé a mí jefe para contarle lo sucedido el me dijo que estaba con la policía y que no nos hiciéramos problemas porque ya estaban viniendo para arrestar a Carlos y sus hombres que eran los culpables del robo. Cuando llego la policía Carlos y sus hombres fueron arrestados y Jarri volvió a su casa y yo había resuelto otro caso.

AUTORAS: Milagros Salim Tallei y Alfonsina Pestuggia.

COLEGIO LA MERCED 6º “B”.

DIARIO DIGITAL COLEGIO LA MERCED

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s