EL VIAJE DE PETER

 

 

Péter era un hombre de negocios, que emprendía un viaje hacia Europa, al terminar de trabajar preparó sus valijas y se dirigió al aeropuerto. Como poca gente viaja los lunes a la media noche el aeropuerto estaba vacio solo había unas cuantas personas.

Entregó su pasaje  y subió al avión si saber lo que le esperaba en ese vuelo. En el           avión solo se encontraba una familia de tres integrantes, una pareja joven y el piloto con el copiloto. Solo ocho personas (contando a Peter). Peter se recostó y logró dormirse hasta que… a mitad del vuelo se despertó alarmado entre gritos por la alarma de emergencia; resulta ser que hubo una fuerte tormenta y se rompieron las turbinas, estaban cayendo directo al mar (según lo que creían ellos), el pánico se apodero del avión  no sabían que iba a suceder…

 

De pronto se sintió que el avión cayó en tierra firme, mejor dicho una isla desierta. Ya era de día y ellos habían logrado sobrevivir, decidieron buscar sogas y tirar del avión para que se acerque más a la costa, ese iba a ser su refugio. No podían dejar que el tiempo pase debían hacer algo, se dividieron las tareas, la familia y la pareja se encargó de acomodar el avión para que pudieran dormir, el piloto y el copiloto buscaron ramas para la fogata y Peter buscó comida.

 

Cayó la noche se sentaron alrededor de la fogata comieron los pocos frutos que tenían y comenzaron a charlar. Resulta que la pareja Lucia y Francisco Martínez  estaban en su luna de miel habían decidido ir a Francia a pasarla, la familia venia era europea se había ido de vacaciones a Argentina y estaban volviendo ellos se llamaban Germán (el padre), Franco (el hijo) y Bárbara la madre. El piloto se llamaba Sebastián  y el copiloto Santiago.  Estuvieron mucho tiempo hablando hasta que se acostaron a dormir.

Fue muy difícil dormir esa noche sabiendo que tenían que sobrevivir hasta que los encontraran, Peter no durmió en toda la noche pensando en que seria de ellos, que esta era su primer día como sobreviviente  y en si iba a vivir para contarlo.

 

DIA DOS:

A la mañana siguiente volvieron a dividirse las tareas, al mas problemática en cumplir la que le tocaba era Bárbara, no quería hacer nada estaba completamente negada a caminar por un lugar al que no conocía sabiendo que ya iba a morir. A Lucia y Francisco les tocaba ir por el agua, en un momento Francisco encontró un pequeña cascada, Lucia fue corriendo a verla pero Francisco ya no estaba. Ella pensó que había vuelto y fue corriendo al refugio, pero no había nadie. Cuando volvieron todos la encontraron llorando, le preguntaron que pasó y ella contó lo sucedido, Peter, Sebastián y Santiago fueron a buscar a Francisco pero todo fue en vano no hubo rastros de el. Al volver comunicaron que no lo encontraron sino que no había nada había desparecido de la nada como si la tierra se lo hubiera tragado. Sebastián dijo: “Si esta vivo volverá sino lamentablemente esta muerto”. Comieron y subieron al avión a dormir, Lucia no durmió en toda la noche sino que lloró toda la noche, todos por dentro estaban aterrorizados por lo ocurrido.

 

 

 

DIA TRES:

Al despertar se dieron cuanta de que no podían seguir sobreviviendo si no lograban comer carne. Todos fueron al bosque a intentar cazar algo para el almuerzo y la cena. En un momento volvieron al campamento porque no encontraron nada, al rato se dieron cuanta de que Lucia ya no estaba con ellos. Lo que pasó fue que cuando se distrajeron Lucia se escapó en busca de Francisco, Peter fue a buscarla mientras el resto preparaba todo para la cena, empezó a anochecer por eso Peter tuvo que volver al campamento. Al llegar informó que Lucia había desaparecido el sospechaba que salió en busca de Francisco y le ocurrió lo mismo que a su esposo.  Cayó la noche y nadie quiso  comer, todos decidieron ir a descansar para ver que les esperaba para el día siguiente.  El miedo seguía en ellos y cada vez era peor.

Peter contaba los días que pasaban y que el sobrevivía.

 

DIA CUATRO:

Siguieron con la idea de cazar algo pero en lugar de ir al bosque decidieron pescar, con lo que encontraron fabricaron cañas para pescar, Germán, Bárbara y Franco se quedaron pescando  mientras que Peter  buscaba agua, Sebastián buscaba leña para la noche y Santiago preparaba la fogata para cocinar el pescado. Ese día almorzaron muy bien y se recostaron a dormir una siesta. Franco no pudo dormir y decidió ir a nadar, cuando sus padres despertaron sus padres lo vieron en el agua en un minuto se distrajeron y Franco ya no estaba, Bárbara se desesperó y lo fue a buscar en el mar cuando nadie la vio. La sacaron del agua y la tranquilizaron. Esa noche comieron de nuevo pescado y se fueron a dormir. A mitad de la noche Bárbara se escapó y se fue al mar a buscar a su hijo.

 

 

DIA CINCO:

Al despertar Bárbara ya no estaba y todos esperaron lo peor se había ido al mar y al igual que el resto desapareció de la nada.

Los pocos que  quedaban  dijeron que no podían seguir allí entonces buscaron lianas, ramas, troncos etc., para construir una balsa, tenían que salir lo mas rápido posible de allí. Intentaron mantener la calma, fueron al bosque para buscar ramas para crear con fuego una señal de S.O.S. También buscar alimento y agua para la cena, y ganar fuerzas para continuar. Debían terminar la balsa para ese día. La terminaron se subieron pusieron sus provisiones y salieron a flote, hicieron unos kilómetros y la balsa se rompió, salieron nadando para volver a la isla, Germán no pudo continuar se quedo en el camino. Prepararon  la fogata, ya era de noche, tenían que pasar otra noche  en ese horrible lugar.

 

DIA SEIS:

Solo quedaban tres personas de las ocho que viajaron ese día hacia Europa y se encontraron con este final horrendo. Terminaron el S.O.S, estaban preparados por si pasaba por allí algún avión que pueda rescatarlos. Prendieron la fogata para almorzar, no pudieron pescar nada así que comieron frutas. A la noche no habían podido dormir  así que se durmieron la siesta los tres sobrevivientes.  El copiloto Santiago se desesperó y escapó nadando de la isla, y esta acción le costó la vida.

Recién a la tarde cuando Peter y Sebastián despertaron se dieron cuenta  de la ausencia de Santiago. Quedaron ellos solos, habían perdido mucha gente  en 6 días. Sacaron el radio del avión y lo intentaron  hacer funcionar peor no pudieron. Lo mas importante era conseguir pescado para la cena, no pudieron porque se desató una fuerte tormenta que hizo que e S.O.S se destruyera. Con las pocas ramas que les quedaban intentaron rearmarlo pero no pudieron. Tuvieron que comer nuevamente frutas. Se acostaron a dormir, pero bien sabemos que ninguno de los dos pegó un ojo en toda la noche.

DIA SIETE:

A la mañana temprano arreglaron el radio y pudieron comunicarse y pedir ayuda, les dijeron que a la noche abría un avión . Peter fue a buscar ramas para el S.O.S ,  al llegar al centro de la isla vio una piedra donde contaba una historia sobre la isla que decía que esa isla fue habitada por un pirata que al morir desató una poderosa maldición y que todos  los que fueran allí morirían. Al ver esto Peter fue corriendo a alertar a Sebastián pero… ya era tarde el había desparecido. Peter terminó el S.O.S y no hizo nada más esperando a que llegara ese avión.

A la noche vio el avión entonces inmediatamente prendió fuego el S.O.S y lo lograron ver. Se acercaron y le lanzaron una soga para que pueda subir.

Peter legó después de una terrorífica semana a Argentina, y si pudo vivir para contarla…

Nazarena Fruttero y Araceli Barbero

6º “B”

 

 

3 comentarios en “EL VIAJE DE PETER

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s