LA ELEGIDA…

LA ELEGIADA…

Yo soy un agente especial  de una  agencia especialla A.E.P.D.  (Asociación Especial de Policías y Detectives). Yo estoy en la categoría  P o sea policías, mi nombre es Sofía Moreno  ¿por que les cuento esta historia? Porque ahora soy la jefa de esta organización pero  quiero contarles el día en que logre  llegar a este puesto.

Fue hace 5 años  yo tenia  25, fue muy rara mi llegada fue preparada por el destino. Salí  de mi departamento en la calle Araoz al 2000 un día 15 de Julio,  iba rumbo al trabajo (en un estudio jurídico)     inesperadamente un misterioso señor choco mi auto y se fue lo más rápido que pudo. Abrí mi cartera y llamé a la policía, pude memorizar la patente del auto  MXR 962, llegaron en un instante, tuve que avisar que surgió un problema personal y no podría ir a trabajar. Todo esto sucedió entre las 7:30 y las 8:15.

Al otro día llamaron de la policía dijeron que no había ningún auto registrado con esta patente, todo fue muy raro había algo que nunca me fallaba mi memoria, ya que la policía no podía hacer nada tuve que recurrir a mi abuela, hacia 5 años que no la veía pero todo esto era muy extraño y es la única persona en quien confiaba.

Suponía que vivía en  el  mismo domicilio, pedí un taxi para ir ala  Av. Rivadavia  (seguía de franco en el trabajo), toque el timbre nadie atendió, pero  recordé  del viejo truco de mi abuela la llave  en la maceta. Aún seguía allí , abrí la puerta con cautela, estaba todo abandonado, no estaba ese olor a colonia o a comida que había siempre. Casi caigo en llanto pero algo me freno yo sentía que había algo raro y debía investigar, repentinamente apareció una pantalla con un mensaje de mi abuela.

–        Querida Sofi no se si  en este momento este viva o este muerta pero lo que se es que estoy  y estamos en peligro por favor no confíes en nadie y tené mucho cuidado.

No entendí lo que me quiso decir y porque estábamos en peligro pero ella era la única persona en la que confiaba por eso me lleve algunas cosas de su  casa .

Fui a mi departamento por suerte hay un portero y seguridad al cien por ciento.  Me decidí a investigar la patente estuve una hora mirándola hasta que entendí: MXR  eme y ere por Mr. o sea señor en ingles y X deduje que era muerte. El que me estaba persiguiendo a mi o a mi abuela se llamaba Sr.Muerte mejor dicho Mr. X .Ya era algo había averiguado una parte todavía quedaba un largo trecho por investigar. Lo único que me acordaba de el era su penetrante mirada de ojos verdes.

Otra pista mas su auto era un Smart color violeta.

En una de las  pertenencias de mi abuela encontré un aparato muy raro y tecnológico, raro porque mi abuela era la enemiga numero uno de la tecnología y yo no  sabia manejar mas que una computadora y el celular pero mi mejor amiga Malvina Díaz  era una experta por eso decidí visitarla en su departamento. Mi auto estaba en el mecánico (no se imaginan el dineral que gaste en taxis) mi amiga me recibió como a una reina pero lo mas importante me paso la data de que era ese aparatito,  era un rastreador ponías  un celular, un DNI o una PATENTE y te lleva a la persona que busacas. Me despedí de Malvina prometiéndole  explicaciones.

Coloque en el rastreador la patente, y me mostró el camino como un GPS,   le había pedido el auto a mi amiga. Ahí descubrí que 9 significaba número de cuadra, 6 de la sexta avenida mas importante de Bs.Aires y dos la segunda casa de la cuadra, fui lo mas rápido que podía hasta llegar a un callejón oscuro. Sospeche que habría una puerta trampa, el tipico truco del ladrillo suelto, yo me di cuenta de eso porque era y soy una aficionada a los cuentos policiales.  Lo último que recordé era  que se habría una puerta y aparecía en un galpón.

Me habían emboscado y amarrado a una silla, desperté solo veía a un hombre robusto mas o menos  de un metro noventa y sin mencionar que era muy grosero. Pedí respuestas no me las dieron, interrogando era un fracaso. No se porque siempre llevaba una navaja conmigo así que pude cortar la soga que me ataba, escape cuidadosamente y en silencio  estuve obligada a quitarme  los zapatos altos.

Desde que comenzó este caso esa  pregunta rondaba en mi cabeza ¿Quién era el hombre de mirada penetrante? ese era mi mayor objetivo descubrir su identidad. Intente seguir pero no podía mas no era tan fuerte como creía cuando escuche  la voz de mi abuela diciéndome ¡Resistí, Sofi, Resistí ya casi terminas! al escuchar esas frases de aliento me fortalecí de valor y continúe investigando.

Me dirigía a la  oficina jurídica a decir que estaría ausente una semana porque mi madre estaba enferma pero la razón real era seguir la investigación. Estaba llegando al estudio cuando lo vi al  hombre misterioso, a Mr. X, a la persona de mirada penetrante lo tenia ahí frente a mis ojos, corrí para llegar a el, todavía no me había  registrado, vestía traje y sombrero, lo atrapé ya no tenia escapatoria lo subí al auto y empecé  a interrogarlo, no respondió nada, por supuesto no iba a recurrir a la violencia cuando me dio una dirección, le hice caso y fui pero solo había un muro  con una puerta llena de maderas, nos bajamos del auto, no nos dirigimos una palabra  solo cruzábamos miradas, yo podía percibir que el era bueno no se como pero confiaba en el.

Puso su mano en la puerta tapada de maderas y se abrió yo lo seguí, caminamos por un pasillo abandonado no era nada fuera de lo común, el Sr. X fijo su mirada en un aparato y una gran puerta se abrió y dentro de ella  mucha gente,  una gran pantalla, computadoras, toda la tecnología. Allí me recibió una mujer alta de pelo castaño y ondulado, vestía una pollera tiro alto de color negro cancanes color  piel, zapatos altos negros, camisa blanca con un saco negro, pensé “colores muy frios para una mujer tan cálida”  como era Mercedes Funes, me llevo a su oficina, estuvimos una hora charlando lo que  me acuerdo es que me dijo.

–        Pocas personas descifraron este caso, yo fui una de esas personas, tu abuela y también Lucas Linares-

–        ¿Quien?

–        El hombre que choco tu auto y el que te trajo hasta acá, para que sepas el no es malo al contrario es uno de los mejores agentes de esta organización. Tu abuela fue un agente y detective espectacular del mejor material que tuvimos, ella te mantuvo en el exilio para protegerte. Nosotros te buscamos.

–        ¿Por que? ¿Por qué no me lo dijeron directamente?

–        Primero porque yo en un mes me retiro como agente y necesito a alguien fuerte, con carácter, como vos. Segundo de esta manera podíamos asegurarnos de que seas la nieta de Bárbara Moreno. Lo que te quería pedir ¿Te gustaría ser la próxima jefa dela A.E.P.D?

–        Por supuesto.

Un mes después de incorporarme a la agencia empecé  mis labores como líder. Como ya les mencione esto sucedió hace cinco años  y hace poco el  hombre de la mirada penetrante me pidió casamiento. Todavía estoy investigando como desapareció mi abuela en una misión, voy a hacer  justicia, pero eso es historia para otro día…

AUTORA: Nazarena Fruttero

EDITORA: NAZARENA FRUTTERO

SEXTO “B”

DIARIO DIGITAL COLEGIO LA MERCED

5 comentarios en “LA ELEGIDA…

  1. naki!! me gusto mucho tu cuento esta muy bueno me gusta mucho tu forma de crearlo osea tu imaginación y como lo descrivis y los contas espero que sigas así!! y publica mas de tus cuentos que son muy buenos y son interesantes!! saludos mili st!! 6º B

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s