EL CAZADOR DE MONSTRUOS

El cazador de monstruos

 

  Hola soy Peter tengo 12 años y vivo en una gran ciudad, me encantan las películas e historias de terror, aparte, me gustan las chicas. Tengo un amigo llamado Agustín, él tiene una prima y me gusta, pero no me animo a pedirle que sea mi novia…

  Ayer a la noche, miércoles 23 de abril me llamaron por teléfono, diciendo:

-Peter estas ahí?…

-Hola quien habla?

-No importa, luego te digo. Te espero en el cementerio.

-OK, estoy yendo…

  Mis padres habían salido y dijeron que iban a volver muy tarde, entonces no importaba. Yo muy confuso me subí a la bici. Fui hasta el cementerio y me encontré con él, era… era…un espíritu!!!!, aunque les parezca raro, yo no le sentía voz de muerto, pero sin embargo lo era, parecía que me conocía. Estaba frente a mí y me agarro, yo gritaba muy asustado, pero me acordé de que podía llamar a Agustín y le dije:

-Agus te necesito, ven rápido al cementerio, me atrapó un espíritu, ayúdame!!!

-Me estas mintiendo, mentira.

-Porque no me crees, el mounstro llamo a mi casa (no se como hizo) y me engaño. Bueno solo ven y búscame te lo pido por favor…. aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaahhhhhhhhhhh!!!!

  Se me cayó el teléfono y no sabia que hacer, yo solo me quede pensando, tenía la piel fría y flotaba, en el aire. Me subió a sus hombros y yo trate de escapar pero no pude, lo único que podía hacer era gritar el nombre de Agustín para que me encontrara.

  Llegamos a un lugar muy extraño, porque bueno, estaban todos los espíritus. Yo vi un arma detrás de mí, en un armario. El espíritu se quedó quieto cuando saqué el arma de allí, apreté pero, no salió nada, solo un rayo tremendo de sol… se empezó a derretir aquel mounstro, los demás se enfadaron mucho y empezaron a venir todos contra mí. Yo, muy astuto, me agaché y ellos se chocaron. Grité una vez más el nombre de Agustín y justo había llegado a la puerta del cementerio, con mi grito se guío hasta donde estaba yo.

   Cuando llego Agustín, lo agarraron los espíritus, (yo le advertí), pero no me hizo caso. Nos habían atado a los dos, con cadenas de cobre. Cuando dieron las doce todos lo espíritus salieron de sus tumbas….

   Nosotros muriéndonos de miedo los mirábamos y tuvimos una idea. Para salir de las cadenas lo que pudimos hacer fue agarrar el arma de “sol” y derretirla, lo intentamos pero no funcionó, solo era para mounstros. –A ya se, dijo Peter, -¿Cómo si no hay forma? Dijo desilusionado Agustín, -deslizándonos para abajo, -sí, claro! como no se nos ocurrió antes. Entonces, agarraron aceite, lo pusieron en las cadenas y fue más fácil salir.

   Ya era la madrugada y los mounstros estaban en las tumbas, pero pensamos  que para salir del cementerio teníamos que entretener a los espíritus, entonces – ¿que tal si les ponemos música y que bailen hasta derretirse con el sol? Dijo Agus

-Sí, qué buena idea, pero me olvide el MP3…

– No importa yo si lo traje.

-Dale, qué esperamos, pongámosles la música.

Los mounstros salieron de sus tumbas y empezaron a mover el espíritu, chachachá…chachachá… No pararon, hasta que salió el sol y todos, todos se derritieron. Solo quedo uno, ella en realidad, no era un mounstro sino una persona, adivinen quien puede ser… si era ella, la prima de Agustín, Peter se quedo helado al verla, era hermosa… Agus decidió dejarlos solos para que charlaran.

-Eeehhhhh, eres hermosa

-Tu, tu igu, igual

-No se como preguntártelo…

-Vamos no tengas miedo, yo no muerdo

-Bueno pero prometes que no te vas a reír…

-Te lo prometo

-¿Quieres ser mi, mi novia?

-Aaahhhhhh, me encantaría!!!! gracias. La verdad es que yo iba a preguntarte lo mismo.

-Me tengo que ir, salimos mañana

-Claro, adiós

-Adiós…

   Peter había perdido la noción del tiempo y se fue rápido a su casa, tenía miedo de que lo castigaran si no estaba… Pero llego a tiempo, sus padres aún no estaban. Se fue a acostar muy cansado….y enamorado.

   Sus padres, cuando llegaron como lo habían visto dormido, lo dejaron.

Cuando se despertó les contó todo lo que había pasado, pero como estaba en casa sano y salvo no lo castigaron. También les preguntó si podía salir con Elizabeth, la prima de su mejor amigo Agustín, no hubo ningún problema.

Moraleja:

Siempre decir la verdad, aunque sea un problema grave.

 

FIN

 

ALFONSINA PESTUGGIA TALANO

5to Grado «B»

Áreas: Lengua y Computación

5 comentarios en “EL CAZADOR DE MONSTRUOS

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s